Vestigios incidentales.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vestigios incidentales.

Mensaje por Clare Schlenker el Lun Ene 17, 2011 4:16 am

Una aplastante oscuridad engullía su cuerpo. Se apreció una rasgadura en el virgen y delicado manto celestial. Un movimiento peristáltico y grotesco abría paso a un profundo agujero de dimensiones indefinibles. Se separaban dos partes como un par de fauces hambrientas. La renegada, ahora comandante de las huestes del hueco mundo asomó medio cuerpo y este fue cubierto por los dorados rayos de sol, revelando a la par, la mitad de una amplia sonrisa de satisfacción. Con suma parsimonia el resto del cuerpo emergió de la tétrica garganta. Siguió avanzando mientras su gesto se desfiguraba en otro igual de siniestro y su mente trataba de silenciar una oleada de espasmódicas ideas.

El aire de la ciudad le alteró los sentidos casi al borde de un éxtasis viciado. Desde luego el del seireitei y las noches era uno puro, sin igual. Deslizó el dorso de su mano sobre sus labios, sobre su lengua ya de fuera. Inhaló profundamente y aguardó con paciencia. Observaría el espectáculo desde el "palco" mientras veía a su espada desgarrar enérgicamente la blandengue ciudad. Se desvió en dirección a la copa de un árbol. Desde su llegada los había escuchado profundos. El susurro serpenteante del viento entre las hojas; la brisa mañanera creando una danza entre sus ramas, mezclando el olor a tierra, a hierba, a sangre, a sudor... a ellos.

¿Su razón de estar ahí? Ninguna, simple soberbia y vanidad. Sabía lo que ella haría, ambas eran la carnada y sus pantomimas les ofrecerían un gran premio o quizá sólo uno de consolación, todo quedaba en manos del azar. Sólo los años compensaban lo pútrido que se encontraba su espíritu. Las ambiciones y otros males eclipsaron su nobleza y daba gracias a ello.-
Contempla su belleza...- Exclamó con sorna al ver con una fugaz mirada los prados que se extendían hasta tocar la fina línea del horizonte. Lugar más idóneo para su objetivo no pudo encontrar.

Lo que alguna vez fue de ellos pronto sería suyo. Su acompañante tenía plena libertad de hacer lo que le viniera en gana en aquella descolorida y deprimente urbe que de sólo mirarla las ganas salían huyendo y los ánimos se iban al suelo. Los odiaba hasta la médula, tan miserables, arrogantes y a su vez patéticos seres que no merecían siquiera el cuidado de una bestia ordinaria. Se asqueaba cada vez que los pensaba y todavía más ver a los shinigami defenderlos con tremendo ahinco. Pero no recordaba a precisión que también, alguna vez, ella fue humana. Su abominación desmedida alimentó su inquebrantable ser y hacia lo que se les anteponía; no representaban un reto de nivel pero les guardaba cierto "respeto" por haber pertenecido a su género.
avatar
Clare Schlenker
Amo del HM

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Neus el Lun Ene 17, 2011 5:38 pm

-

Su figura se asomo poco a poco por la grieta dimensional hasta dejarse ver por completo, levitando suavemente mientras sus profundos y vacíos ojos recorrían el entorno. Llevaba el uniforme arrancar de la nueva civilización, blanquecino que parecía uno con el color de su piel de no ser por algunos detalles en negro. La garganta se cerro a sus espaldas al momento en que la arrancar cerró sus ojos y aspiro profunda y disimuladamente el aire del lugar. Exactamente como lo imagino. El paso inexorable de dos siglos lo cambiaron todo en aquel mundo en el que alguna vez vivió. Su memoria era borrosa, apenas recordaba cómo era el mundo real y quizás jamás tenga la dicha de recordar. Después de todo, el mundo había cambiado. Ya no era el de antes y por ende, el escenario que tenía frente a sus ojos era único y nuevo.

La brisa de entonces le desacomodo el pelo al mismo tiempo que la hacía soñar con el tiempo antes de convertirse en una ignorada por el mundo. Vaya vida aquella. No pudo evitar sentir particular nostalgia por los viejos tiempos. Pero su expresión facial no delataba nada, seguía tranquila y nada parecía inquietarle. Sus manos estaban escondidas en los bolsillos de su hakama. Se adelanto un par de pasos, ahora se encontraba a la par de su líder; haciendo caso de sus palabras al admirar aquel escenario natural hermoso y único.

No tenía razón propia para estar ahí. Simplemente hacía de compañía a la shinigami renegada, su líder y aquella que le dio nombre, a la que le debe respeto. A pesar de la “devoción”, la hollow tenía un punto de vista muy diferente. No detestaba a los humanos pero tampoco les defendía. En realidad le eran indiferentes; ante sus ojos eran simples seres sin sentidos que llenaban huecos vacios de existencia. Nunca le encontró chiste a la humanidad, siempre cuestiono la existencia tanto ajena como la propia. La Espada se mantuvo inmóvil, levitando en el mismo lugar con la mirada hacia el frente, mientras su pelo y uniforme se movían delicadamente al compás del viento.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Zéphir Giovenale el Lun Ene 17, 2011 6:03 pm

Se encontraba en aquella ciudad, por razones que se le habían encomendado, después de todo estaba vigilando el mundo humano por el hecho de que se lo habían pedido. Se encontraba caminando por arriba de los edificios mientras observaba la vida normal que llevaban las personas que estaban en ese lugar, lo que no sabía el Fukutaicho con lo que se encontraría en aquel lugar, algo que seguramente le afectaría de cierta forma.

El sol daba en su rostro y numerosas nubes abundaban el cielo, pero sin tapar la iluminación que el mismo daba, pero en esos momentos algo le había llamado la atención cosa que interrumpió su vigilancia en lo absoluto al igual que la apreciación de cierta forma lo que estaba observando. Su mirada se vio dirigida totalmente en aquel lugar, parecía ser que algo partía el cielo cosa que le sorprendió.

-¿Qué es eso?

Se encontraba totalmente solo en ese momento, contaba con la carencia de la presencia de su Taicho, sin embargo sabía donde estaba el mismo, dio un salto logrando de esta forma mantenerse en al aire a la misma altura que se estaba produciendo aquella abertura mientras miraba como dos seres aparentemente extraños salían del lugar de a poco.

Sus ojos se abrieron de par en par demostrando sorpresa en ellos, estaba claro que ese tipo de impresión se ocasionaría, después de todo no era ni mas ni menos que su anterior Taicho, alguien a quien había apreciado mucho en un pasado y se había encontrado nuevamente con ella. Se encontraba en cierta posición defensiva mientras observaba a ambas jóvenes, siendo que una de ellas le daba curiosidad debido a ciertos rasgos características que detonaban, similares a los del espíritu de su Zanpakuto se podría decir.

-Taicho...

Fue lo único que dijo Zéphir ante la presencia de ella, después de todo no tenía otra cosa más que decir, su mano se encontraba en la parte del mango de su Zanpakuto en caso de que fuese necesario, después de todo presentía que no era una visita amistosa, considerando lo que había pasado la última vez que se habían encontrado, cosa que nunca olvidaría y seguramente Clare recordaba.






avatar
Zéphir Giovenale
Fuku-taichö del 12º escu.

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Clare Schlenker el Mar Ene 18, 2011 12:04 am

Aquella obsesión era la cuna de su excitación al oler un shinigami. Esa vez fue diferente, no sintió nada. Un par de almas deambulantes que se encontraban nuevamente. Su rostro permaneció inexpresivo mientras que en su mente se destapaban vagos recuerdos. Una mueca, una sonrisa perversa se pintó en sus labios, la casualidad le presentaba un premio no mayor pero con seguridad divertido.

- Buen día mi querido Zéphir.- Exclamó con cierto tono irónico refiriéndose a "querido." Pasó su pálida y huesuda mano por su inmaculada cabellera dejándola ondear en el acto. El aroma de su cabello también le recordaba al de él. Un rojo casi tan vibrante como su carácter y unos ojos tan brillantes como su talento. Le repudió una y otra vez que podía encausarlo de una mejor manera, que todo lo que poseía lo desperdiciaba con una manga de inútiles que jamás valorarían su potencial bélico.

Sus calmos y profundos ojos se posaron en los del joven shinigami, haciendo una breve conexión. Percibió una débil luz en la cumbre de la emancipación de los residentes del subsuelo. Una epifanía. Se rompió entonces bajo una agitada parvada que pasaba muy por encima de ellos.-
Es una lástima que se haya estropeado tan grata sorpresa y todo por ti...-Alzó la cabeza dejando escapar una ahogada carcajada de aquella retorcida garganta y mirando de reojo a Neus que, de todos los espadas era la más coherente.

En un cortante minuto desenvainó su zanpakutôu y cuando estuviese totalmente afuera le apuntó al pelirrojo, posteriormente la volvió a guardar y se dio la media vuelta, siendo su dirección la ciudad entera. Ella, por lo menos no estaba ahí para destruir la metrópoli, no de manera directa, aunque sabía de sobra que eso sería un claro mensaje para los shinigamis. Hilaba con delicadeza un manto que los eclipsaría al fin. Era un ejemplo de sutileza, una proeza de amabilidad aderezado con un toque de cinismo.


avatar
Clare Schlenker
Amo del HM

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Zéphir Giovenale el Mar Ene 18, 2011 12:46 am

No sabía si agradecer o maldecir ese momento que se le había dado, estar feliz por el hecho de ver nuevamente a aquella persona que antes apreciaba mucho y posiblemente en el interior aún lo hacía, o maldecirlo por volver a encontrar a la persona que a su vez lo había "abandonado", esa era la razón por su obsesión a dichos sentimientos. Estos le parecían bastante interesante e imperceptibles, por lo que los consideraba algo digno de estudiar y descubrir la razón del por qué de cada cosa.

Se preguntaba una y otra vez que podía hacer en ese momento, atacar no era una opción viable en ese momento, mucho menos por la situación en la que se encontraba, simplemente hacerlo sería un suicidio ante aquellas dos personas que si bien solo conocía el poder de una de ellas pero de todas formas reconocía el potencial que tenía Clare para elegir a sus seguidores, siempre lo hizo, al igual que adulaba todo lo que hacía, excepto la última decisión que había tomado, el irse.

En su cuerpo sentía un cosquilleo por así decirlo al volver a escuchar su voz, un saludo un tanto extraño se podría decir. Su posición se torno un tanto más tranquila, siendo que había sacado su mano del mango de la Zanpakuto, su forma de ser le parecía diferente, al menos a como era antes, posiblemente estaba equivocado y eso era solo lo que él creía. Le había sorprendido en cierta parte el último comentario respecto a su sorpresa, le preocupaba un poco pero estaba un tanto ciego, tal y como aquel día.

Comenzó a caminar en dirección a Clare en una posición firme y decidida, se podía notar que no había intenciones de realizar un ataque por el momento, conocía muy bien lo que podía hacer su anterior capitana por lo que debía tener cuidado en primera instancia. Luego de unos cuantos pasos terminó por cruzarse con aquella Arrancar del lugar con la cual había realizado cierto contacto visual, terminando por ponerse frene a la rubia, algo bastante arriesgado pero de todas formas lo había hecho en forma de instinto.

Por instinto se podía decir había pasado una de sus manos por el rostro de la joven en lo que se podía notar que Zéphir tenía la mirada un poco perdida.- ¿Por qué, Taicho?, es lo único que quiero saber, nunca lo esperé de usted y aún no termino de entenderlo.- Luego de esto el joven volvió nuevamente en sí, sacando su mano del rostro de Clare bajando un poco la cabeza de podía decir, tal vez en forma de respeto, que a pesar de todo aún la respetaba, se podía notar.- Discúlpeme.-






avatar
Zéphir Giovenale
Fuku-taichö del 12º escu.

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Neus el Mar Ene 18, 2011 1:35 am

Mantuvo la mirada apartada de la particular situación, debía dar tiempo para el reencuentro de los “viejos amigos”. Inmóvil en el aire, con las manos en los bolsillos y con los sentidos atentos solo para prevenir. No conocía al pelirrojo presente; vestía como un shinigami y eso le convertía en su enemigo natural, a pesar de no detestar a los de esa raza, le eran tan indiferente como los humanos. Su deber como arrancar era atacarlo, no quería por el hecho de que detestaba las batallas innecesarias, aunque el hecho de que él conociera a la Dueña del Hueco mundo salvo a aquel escenario natural de presenciar un revuelto estúpido.

A pesar de no observar, se enteraba perfectamente de todas las acciones de los otros dos. Le pareció extraña la actuación por parte de la rubia, nunca presencio nada parecido, excepto aquella vez cuando… Sus ojos desviaron a un lado, correspondiendo a la mirada de Clare. Se movió de modo que quedo de costado a su posición original; con los ojos al frente sin prestar atención a nada en particular, aunque su visión le era interrumpida por su pelo que ondeaba con la brisa. Llevo su diestra hasta su frente y lo aparto, en el momento justo podría decirse. Sus ojos verdes, los de la hollow y el shinigami, se encontraron por unos escasos instantes, lo que él tardó en llegar dónde la shinigami renegada. Escondió su diestra en el bolsillo como era costumbre, bajo la cabeza y su pelo nuevamente se paso sobre su rostro, esta vez oscureciendo su expresión.

Él apartaba las manos de la rubia. De un momento a otro, en menos de un abrir y cerrar los ojos, en un destello, la pelioscura se interpuso entre ellos con la misma posición anterior, parecía que se tratase de una estatua a la que solo cambiaron de lugar. Hasta que su cabeza se elevo. Sus ojos vacíos y profundos de ella, oscurecidos por la sombra generada por el pelo que también le cubría la frente, se encontraron con los de él. Con un tono suave, tranquilo pero firme, advirtió. – Alejate.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Clare Schlenker el Mar Ene 18, 2011 2:52 am

Nunca lo haría, jamás cambiaría, seguiría siendo el mismo shinigami de perfil picarón, elegante y educado al borde de lo ridículo. Ya no eran necesarios tantos modales, había dejado ser su capitana. Sin embargo su voz melódica le originaba un minúsculo desasosiego en el interior, le taladraba los sentidos y le hacía recordar casi con detalle lo sucedido en su escuadrón.

Una noche lo llevaron inconsciente al cuarto escuadrón, por motivo de un enfrentamiento con una espada de primer rango. Clare al hacer constancia de esto le maldijo interiormente por arriesgarse torpemente. Lo encaró por gusto, como un deporte. Que descuido mayor, propio de él. Días después le diagnosticaron parálisis en las cuatro extremidades, cuadraplejía. Imbécil. Le hubiera repetido con gusto de no verlo en ese estado tan desvalido.

Solicitó su traslado al doceavo escuadrón. Le atendió de sol a sol con todo lo que tenía al alcance por un mes y le operó hasta que lograr su estabilidad, las terapias le devolvieron la mobilidad total. Recordaba cada detalle de su cuerpo desnudo, su pálida piel, aquella altura y delgadez tan prominentes. Admiró su cuerpo como ningún otro, incluso su aroma tan masculino, tan fuerte que provocaban la tensión de sus venas y la exaltación de sus labios al desear poseerlo.

Permaneció inmóvil, provocadora, atenta a todo movimiento del shinigami y cuando al fin se había dignado a hacer algo, algo burdo, Neus se atravesó. Clare avanzó un paso hasta ella y le susurró al oído, con suavidad.-
No me equivoqué contigo...- Sonrío complacida ante su reflejo. Acarició la larga cabellera de la espada y sin ser vista por el otro le pasó el índice por el cuello, mientras se relamía los labios y le dedicaba una fugaz mirada a su ex-teniente. Ese preciso instante se quedaría grabado en su desperfecta mente por la eternidad, le rememoraría cada vez que quisiera ver su conpungido y alegre gesto y a su delicada arrancar, tan frágil. Ambos estaban en sus manos y lo disfrutaba, lo hacía a cada segundo y cada momento que olía el suave sudor de él y la floral pero mortífera esencia de su Neus.



avatar
Clare Schlenker
Amo del HM

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Kazan el Mar Ene 18, 2011 1:27 pm

En las noches no hay mucho que hacer, en decir verdad, nada que hacer, simplemente mirar las enormes y monótonas paredes blancas de ese enorme palacio. Pero tampoco es tan aburrido como dicen, a veces se puede pegar a algún inútil hollow o arrancars que anda vagamente por los pasillos de la misma. En fin…

La cuestión es que la primera espada, por lo tanto considerado el mas poderoso entre sus “compatriotas” arrancars. Muchos de los sirvientes temían a la primera espada, ni si quiera Kazan sabe por que, aun que el rango que le a sido otorgado en el palacio es alto, no quiere decir que sea malo y mate a todos los que se le ponga por delante, por lo contrario, Kazan nunca atacara a alguien que este en desventaja hacia él o a una mujer, a menos que estos le obliguen a hacerlo, volviendo al tema, este individuo llamado Kazan, quería tomar un poco de aire, pasear bajo el sol, ver el día y volver a ver el mundo humano, sus cambios y nuevas costumbres, ya que hacia mucho que no se pasaba por este suburbio.

Así que sin dudarlo ni un momento, mientras paseaba por los pasillos de las noches justo después de haberse echado una pequeña siesta, alza su dedo índice, mirando hacia tras desconfiado, esperando a que nadie le viese, no se sabe porque, abre una garganta, moviendo su dedo de izquierda a derecha. Esa enorme “boca” de color negro, que mas bien parecía un agujero negro se abre como si de las fauces de un gran tiburón blanco se tratase.

El peliblanco se adentró en esta mientras colocaba la misma mano que había abierto la garganta en su cabeza, “acariciándola” con suavidad a esperar que pasase la jaqueca.
El por que de este viaje al mundo humano básicamente ya se dijo mas arriba, aun que había otro pequeño motivo, que era que una de las presencias mas potente, por no decir la que mas, del hueco mundo había desaparecido en aquellos momentos, la ama y soberana del hueco mundo ya no estaba, o eso parecía, su energía se había esfumado de allí.

Así que supuestamente estaría en el mundo humano, para que no se sabe, aun que Kazan tampoco le importaba mucho para que y por que se había ido allí. Simplemente hacia lo que debía, averiguar donde estaba la soberana del hueco mundo.
La misma garganta se volvió a abrir segundos después, en una pequeña ciudad de Japón, llamada Karakura, los rayos de sol le quemaba sus albinas retinas, y su pálida piel se veía más blanca aun con los rayos del sol. Su “1” en la mejilla derecha brillaba cada vez mas.

Poco a poco, este se hizo ver, pero no sentir, ya que lleva apenas el 15% de su reiatsu liberado, por si las moscas.
Al salir por completo de la diminuta garganta, este volvió a meter su mano en su bolsillo, haciendo compañía a la otra mano. Sin mas avisto a unos 15 metros a dos jóvenes, una sin duda era la soberana del HM, a la que buscaba,
Al parecer te encontré…
Pensó el espada mientras se iba acercando poco a poco a la mujer, aun que había otras dos personas, una de sexo masculino, o eso parecía a los lejos, y otra de sexo femenino también, que quizás era la cuarta espada, aun que no se podía diferenciar bien, solamente al llegar cerca y estar a 1 metro o 2 de los presentes pudo averiguar quien era, y efectivamente era la cuarta espada.

Una bella joven, su belleza es comparable a la de la soberana del hueco mundo, pero Kazan nunca dice nada al respecto.
Este se mantuvo quieto al llegar, sin decir nada, apenas saludando a su soberana,
Hola Clare-sama.


OFF: no leí apenas vuestros posts por que me daba pereza son muchos, así que si hay alguna incoherencia o error me avisais y lo arreglo en un pis pas xD Wink
avatar
Kazan
1º Espada

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Neus el Mar Ene 18, 2011 6:55 pm

Un muro para el shinigami, un obstáculo que debía superar si deseaba tener respuestas por parte de la señora del hueco mundo; así se presentaba Neus. Muda, sombría, con la pupila opaca e inmóvil clavada en las esmeraldas de él, que a pesar de tener una parchada, sentía que podía verla.

En su cenit, la luz del sol rompe las nubes para hacerse paso y por aquel momento la brisa desapareció, reemplazada por una sensación de calor. Nada agradable para la hollow, estaba tan acostumbrada al frío del tétrico mundo que habitaba, que el calor “natural” le asqueaba. Y aún así, sus facciones se mantenían firmes como hechas de mármol. Nada parecía corromperla y mucho menos internamente, teoría con experiencia aposteriori que pronto se vendría abajo. Las suaves palabras de Clare le sonaron agradables, la mano deslizándose por su pelo de forma que sintió como si le quitasen un peso de encima… Sensaciones inexplicables. Y finalmente el pasar del dedo índice por su cuello le creo un paréntesis mental.

Escuchando con oídos sordos el latido de su corazón que ya no estaba. El sonido de la lluvia y el de una cuna rota. Una oleada de recuerdos asaltó su castigada mente mientras un hilo de imágenes desconocidas hacían paso veloz ante su mirada, ahora perdida en un más allá. En esos pocos segundos en lo que el dedo de la rubia tardó en recorrer su piel, se sintió perdida. Se mantuvo igual excepto por el extraño cambio en sus ojos que ya no se concentraban en los del shinigami. El retorno de la brisa le volvió la razón. Sus labios se separaron y exhalo el aire que contuvo inconscientemente en su interior. ¿Qué eran aquellos recuerdos? ¿A quién pertenecían? ¿Por qué se presentaron justo en ese momento?...

De cualquier modo no tenía tiempo para eso. Guardo todo aquella en su baúl de preguntas retóricas, allá en lo recóndito de su mente. No era el momento de chorradas pero por más intento que hizo, no pudo evitar cuestionar el por qué de esas escenas justo en ese momento. No se trataba de una arrancar con inestabilidad emocional ni mucho menos, aunque siempre evitaba las situaciones que conllevaran algún aspecto emocional, pero ese tipo de cosas le asaltaban por sorpresa. Aquellas memorias no recordadas la sacaban de sí, le creaba confusiones, una especie de auto tortura que se manifestaba sola y le era muy extraño ya que hacía cientos de años que no le ocurría eso.

Desnudo a su diestra al sacarla muy lentamente del bolsillo de su uniforme, y de igual manera la movió aunque se detuvo justo a la altura de su propio abdomen. ¿Qué qué iba hacer? Todo un misterio, al menos por el momento. Lo cierto era que la presencia del primer espada la sintió mucho antes de que hiciera su aparición. Neus ladeo su cabeza hacia atrás, mirando por sobre su hombro izquierdo a su ama. - ¿Y ahora? - Musitó en un tono tranquilo para posteriormente volver a fijar su mirada sobre el pelirrojo. Vaya que este tipo le causaba mucha curiosidad a la hollow.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Zéphir Giovenale el Mar Ene 18, 2011 8:39 pm

La respuesta, eso era lo que esperaba, algo que nunca apareció y posiblemente nunca sabría, tal vez no había un por qué o no quería decírselo. Era una situación un tanto incómoda, la presencia de la cuarta espada que defendía sin dudar a su anterior Taicho, había buscado un reemplazo se podía decir. Ignoró de cierta forma a la advertencia de la joven, el miedo no era algo que se notase en Zéphir y se podía notar por la actitud que había tomado en ese momento.

Clare se dio la vuelta, esperaba por algo que nunca llegó pero de todas formas sabía que no le respondería, la duda seguiría, seguramente por un largo tiempo e incluso podría ser que quedase con la duda para siempre. Escuchó un leve susurro, a penas se descifraba lo que había dicho, pero la ceguera que tenía en ese momento al verla retirarse le impedía pensar con claridad, cerró los ojos por un leve momento, seguramente estaba pensando, tratando de razonar.

No retrocedió siquiera unos pasos para tomar distancia de la cuarta espada, su mirada desafiante se podía decir estaba intacta, como si lucharan por saber quien tenía unos ojos más penetrantes. Todo fue interrumpido por la aparición de otro más, uno de ellos, habían tres y el estaba solo, una desventaja increíble y si querían podían acabar con su vida en cuestión de segundos entre los tres.

Pudo notar el número de poder en aquel chico, si bien era el número uno, algo que le traía muchos recuerdos, siendo que un anterior espada con dicho nivel de poder casi le quitó la vida, de no ser por aquella preciada persona que había trabajado día y noche con el fin de conseguir alguna cura para lo que él tenía, algo que siquiera el escuadrón especializado en curación había logrado hacer.

Posó su mano en el mango de la Zanpakuto, estaba dispuesto a defenderse en caso de que le atacase a pesar de su clara desventaja, sacándola lentamente hasta posicionarla enfrente a su cuerpo, apuntando con solo una mano hacia la Arrancar, no en forma de desafío, simplemente como advirtiendo que estaba dispuesto a lo necesario con poder llegar a Clare para que le aclarase muchas cosas.- Por favor, déjame pasar, necesito hablar con ella.- Tenía una voz firme y decidida en ese momento pero la fuerza con la que tomaba su arma no era como otras veces.

Cerró los ojos por un momento, su Zanpakuto parecía ser que estaba por caer pero en eso presenció la aparición de Tánatos en su mente.- Zéphir... ¿Qué te pasa?, ¿no te atreves a usarme contra la persona que te traicionó?.- No contestaba nada por un momento, como si se encontrase pensando, en eso el silencio se rompió nuevamente por aquel espíritu.- Tú no eres así, Zéphir.- Dijo acercándose mientras pasaba una de sus manos por su rostro, mientras ambos se observaban directamente.- Lo se, lo se... ¿Qué puedo hacer?.- Esperaba un consejo por parte de ella, era lo que necesitaba, siendo que al cabo de un rato comenzó a hablar mientras desaparecía desde los pies.- Debes ser fuerte, no pierdas el valor que siempre tienes, eres Zéphir Giovenale, Fukutaicho del doceavo escuadrón.-

Abrió los ojos de una manera brusca luego de que terminó su imaginación se podría decir, tomó firmemente su Zanpakuto, esta vez como el siempre sabía hacerlo y estaba seguro que Clare podía notar esta acción, repitió nuevamente lo que había dicho anteriormente pero de una manera más firme y decido.- Por favor, déjame pasar.- No le importaba la desventaja en ese momento, tal y como realmente era su forma de ser, era capaz de hacer lo necesario con tal de salir victorioso sin importar el porcentaje de triunfo que este pudiese tener.






avatar
Zéphir Giovenale
Fuku-taichö del 12º escu.

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Bartz Ronsenburg el Mar Ene 18, 2011 10:22 pm

Una nueva Garganta se abrió en aquella zona, con la peculiaridad de estar bastante cerca del suelo. De ella, un joven Arrancar de vestimenta azul oscuro, cabello negro y una máscara prácticamente completa, dio un pequeño brinco para salir de ella y aterrizar en el suelo, para que esta se cerrara casi tan velozmente como hizo su aparición. Bartz Ronsenburg, a sus casi noventa años, era bastante jóven a comparación de la mayoría de sus "kameraden."

Lo primero que hizo Bartz al llegar fue observar a sus alrededores. La zona difería mucho de lo que él había visto en el desierto. Tantos estímulos que él parecía experimentar por primera vez, ya que la mayor parte de su vida la pasó cazando en las frías arenas del Hueco Mundo, y aunque recordaba la mayoría de su vida pasada, había olvidado todas esas sensaciones.

El aroma del viento rebosante de vida, el color verde que se apreciaba a menudo por donde quiera que se mirara, el calor y la luz que aquella estrella tan lejana como lo era el Sol brindaba... Incluso los pasos que daba por el terreno tenían una sensación distinta a los dados anteriormente. Un mundo de elementos distintos, a los cuales Bartz admiró unos breves instantes antes de retomar su enfoque.

Acostumbrado al sigilo y la precaución, el Espada entró al mundo humano exhibiendo menos de la vigésima parte de su reiatsu, haciendo de su llegada un evento ínfimo e irrelevante para las personas que se encontraran cerca. Después de todo, si había algo que Bartz sabía hacer, era ser sigiloso e indetectable. También usó su pesquisa, detectando las distancias y niveles de poder de cada uno de los que se encontraban en el lugar. Tres elementos conocidos y uno por conocer a una distancia cercana a los ochenta metros en linea recta ascendente.

Incluso a esa distancia, Bartz podía apreciar con leve dificultad las figuras lejanas. Su ojo de francotirador había sido entrenado en vida y perfeccionado en Hueco Mundo, y gracias a este reconoció a las tres presencias conocidas que allí se encontraban, además de examinar al extraño que no conocía, el cual parecía tener un altercado con la Cuarta Espada, Neus. Detrás de ella se encontraba Clare, la líder de todo lo que Bartz conocía, a la cual él suele llamar "Fraülein Führer", y no lejos de ese lugar, también se encontraba el Primera Espada, Kazan.

De forma aparentemente despreocupada, pero con su zanpakuto empuñada en la diestra, con la anilla de la base del mango en el dedo índice, Bartz caminó a aquella zona de forma regular por el suelo, sin detenerse o precipitarse mientras que tarareaba una vieja canción, una marcha fúnebre tradicional y de conocimiento general en el Ejército Alemán, la cual muy pronto comenzó a cantar en un susurro.

- Ich hatt' einen Kameraden, Einen bessern findst du nicht...
avatar
Bartz Ronsenburg
5º Espada

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 15/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Rebe Kaper el Miér Ene 19, 2011 12:01 am

Un informe sobre una ausencia ubicada en el mundo humano se había hecho presente en la sociedad de almas, teniendo en cuenta que la única escencia que había pedido permiso para hacer tal movimiento había sido el sub-capitán de la doceava escuadra.(Razón que no regresaba y se le comenzaba a cuestionar el porque) Ningún personaje se había tomado la molestia de encargarse de aquella situación después de todo creían tener todo cubierto, brava fue la sorpresa al notar el acumulo aún mayor comenzando a crear una situación poco favorable para los shinigamis. El informe llego hasta oídos de la capitana del décimo escuadrón el simple hecho de saber que el sub-capitán y hermano de sentimiento estubiera ahi le ponía la piel de gallina, pues tenía que admitirlo y le preocupaba esa cuestión; tras hablar con su superior o mejor dicho enviar un mensaje, la pelirroja entro en acción y de tal modo se traslado a gran prisa al mundo humano, sin siquiera inmutarse en avisarle a alguien que cubriera su espalda.

La puerta había dado pié a una lejanía favorable para sentir el reiatsu de los individuos y aún mejor darse el deleite de desaparecer el de ella, asi sin más comenzó su recorrido con largos y delicados pasos, al compás del viento y al ritmo de las hojas, se podría decir que una delicada y fina bailarina interpretaba aquel fugurozo danzar. Los rayos del sol acariciaron su tez en cuanto salió de aquellos árboles y dispuesta a ir al encuentro de lo que fuera que le deparara el tiempo. El latido de su corazón y la melodía del viento era lo único que apreciaba en ese momento, calma ante todo pensaba a sus adentros.

"Los encontré" se dijo estando ya a escasos metros de los individuos, enviando su delicada y blanca mano a su espalda, a la altura de los homoplatos comenzando a jugar con un rojizo cabello pelirrojo, mientras terminaba de llegar hasta la poscición de los homólogos, preparada para cualquier ataque sorpresa que se pudiera aconteser ante la entrada reciente de ella misma. No sabía contra lo que se estaba enfrentando pero de algo estaba segura y era que la adrenalina podría jugar seriamente con su ser en dicha situación lo cual le conmosionaba una gran alegría. Pasos antes de llegar con su "hermano" se detubo a contar, cinco, con ella cinco según sentía, sin embargo estaban pasivos, sin excepción. No basto más de un paso para que se detuviera a pensar nuevamente.. "No... Siete, Ocho posiblemente" se dijo a sus adentros, se preparaba para mirar ocho figuras en total en ese momento; pero nada era cierto, no aún.

-Jooh... Empezo la fiesta y no me hablaron ¡Que malos!


Comentó las ultimas dos palabras con cierto sarcasmo y ademán a un agudo que mas que nada se apegaba al tono de una chiquiadez. Observo con un desden semiserio a los presentes, no conocía a nadie ahi, mas que a dos.

-Nunca te caí bien Clare -Se encogió en hombros. -Ahora veo la razón por la cual omitiste mi invitación.


Off - Cabe mencionar que no leí nada, asi que si encajo mal diganme, porfavor.


Última edición por Rebe Kaper el Miér Ene 19, 2011 12:15 am, editado 2 veces (Razón : Cambiar la razón del informe.)
avatar
Rebe Kaper
Taichö del 10º escuadrón

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 17/01/2011
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Tsunayoshi Sawada el Miér Ene 19, 2011 12:12 am

Aunque habia oido sobre un informde de reunion de Reiatsu en algunlugar del mundo humano donde se duponia estaba el Fuku-Taicho Zephir,apenas y le puse atencion sabia que solo deberia ser alguna investigacion de este y que algo le salio mal asi que decidio no meterse y quedarse al margen de los experimentos del 12 Escuadron,sin embargo en un rato fue informado que la Taichò Rebe Keper fue al lugar muy apresurada sin decir nada a nadie asi que comenze a preocuparme sabia que esos dos tenian ua relacion cercana pero para salir asi y sin decir nada Rebe no era asi,asi que sin mas que decir hizo que los miembros de su Escuadron prepararan todo para que viajara al mundo humano una vez todo listo se propuso ir tras la Taichò.

Una vez llego al lugar donde se supone estaban todos noto unas siluetas no muy lejos no lograba ver mucho pero segun el poco reiatsu que habia en el aire sentia de 6 a 7 personas y acercandose fue cuando vio la situacion que habia delante de el 3 espadas y la antigua capitana del 12 Escuadron Clare,el nunca la trato ya que desde que la conocio ella denotaba una presencia algo maligna que hacia que se me pararan los pelos pero ahora estabn frente a Rebe y Zephir,sabia que esto era malo pero tambien sabia que no conocia la situacion por lo que me quede donde estaba no muy lejos y espere viendo el escenario...


-La verdad aun conmigo esto se ve mal una pelea aqui no nos favoreceria





avatar
Tsunayoshi Sawada
Taichö del 5º escuadrón

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 15/01/2011
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Clare Schlenker el Miér Ene 19, 2011 2:07 am

La escena pintaba esplendida. Estaba al borde de sus emociones, resguardadas siempre por un disimulo y control perfectos. Podía sentir la desbordante ansiedad del teniente, las ganas de saber más y su siempre atrevimiento. No era el momento más apropiado para alguna revelación, quizá nunca lo sería. Lo llevaba casi tatuado al cuerpo, su deseo por él nunca se marchitó hasta el día en que decidió marcharse. Su historia con él debía ser sepultada y deshecha por los gusanos. Casi podía saborear la reacción del pelirrojo y la monotonía siempre elegante de la joven espada. Su emoción no duró mucho, se desvaneció al escuchar una voz familiar. Agachó la cabeza ocultando una débil sonrisa y volvió de nuevo su mirada al shinigami.

- Oh, Kazan... No creí que te dignaras a acudir a un encuentro tan aburrido.- Acotó con suavidad. Cuando Clare quiere escoger a alguien en quien confiar observa su entorno y busca una sangre hirviente y un buen juicio, características que unidas impiden ser marionetas de su propia suerte. Retrocedió algunos pasos alejándose de los otros dos y agitando su siniestra frente a Zéphir de una manera provocativa y con un gesto irónico. Sus platinados ojos brillaron ante una quinta presencia. Sus escasas referencias no iban más allá de conocer su carácter firme y su fina educación, ambos cruzando cierta semejanza. Tenía aún crispados los nervios por el humor despedido de su "querido" y pensar que de todos los seres existentes y conocidos había sido el primero en lograr desencadenar una respuesta favorable en la señorita Schlenker y muy probable el único.

¿Qué más daba ya? ahora eran de bandos opuestos y las expectativas de ella superaban a las de él, por mucho, mientras aquél miraba una "defensa" sobre algo irrelevante, aquella se posaba en "algo más" cual depredador sobre su tímida presa. Suspiró ante la chocante y tediosa eventualidad que de sobra había mermado uno que otro plan que llevaba en mente, pero también se abrió otra oportunidad.-
Nada... Nosotros no desataremos una guerrilla.- Exclamó hipocritamente ante la cuestión de su espada, pero algo tenían de cierta esas palabras y es que ellos no serían los que iniciarían un conflicto, no todavía.

Nada nuevo. Dos más. Lo supuso desde antes del asalto. No parecían más que moscas muertas de hambre a expensas de una suculenta carne. Los shinigami. No deseó prestar gran atención a los "no invitados" pues les conocía, en breve. Nunca estableció grandes relaciones con los capitanes, separaba bien el trabajo de lo emocional. Se acarició la barbilla y cruzó su brazo derecho por debajo del otro.
- No deberías hablar por mí... En cambio, creo que soy yo la que no te caigo bien, pero no te culpo...-Dejó al aire lo que pudieron escucharse como palabras desafiantes, tan sólo por darle un aire de suspense, quizá.- Vaya vaya pero si tú también decidiste asistir ¿alguien más va a completar el circo o ya son todos?- El quinto escuadrón desmerecia en grandes proporciones ante el mando de Tsunayoshi Sawada y todavía guardaba cierto asombro al ver que con todo y su ineptitud logró conservar el puesto.

Spoiler:
Turnos:
- Clare.
- Neus.
- Zéphir.
- Kazan.
- Bartz.
- Rebe.
- Tsunayoshi.
- Seikatsu.


avatar
Clare Schlenker
Amo del HM

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Neus el Miér Ene 19, 2011 3:10 am

Neus no tenía la más mínima intención de entablar una conversación y mucho menos una pelea con el shinigami, era algo innecesario y patético. La única razón por la que estaba Clare y nada más. Pero al parecer el pelirrojo estaba dispuesto a lo que sea con tal de llegar a la ex-Taichô, su mano sobre la empuñadura de la zanpakutō le delataron secundado por sus palabras, que por cierto no le movieron ni un pelo a ella. Se mantenía exactamente igual, sin efecto ante los intentos pasivos de su “adversario”.

De un momento a otro, lo sintió diferente, lo notaba en la mirada ciega y perdida que tuvo por aquellos instantes para posteriormente volver en sí. Vaya cambio que se dio en esos escasos segundos. La firmeza con la que sostuvo la katana, apuntando a la arrancar y el tono de voz que uso al repetir las mismas palabras, pidiendo que le dejen el paso libre. La ceja izquierda de la hollow se elevó, arqueándose en una expresión de curiosidad con una sonrisa un tanto irónica que se le dibujaba bajo la frente. Su diestra se elevó un poco más, hasta la hoja de la zanpakutō. La punta del filo quedo atrapada entre el pulgar y el índice de la pálida mano de la fémina. Presionaron con fuerza y a la vez se deslizaban hasta soltar el filo, claro, su piel permaneció intacta gracias al hierro.

La curiosidad de la arrancar por el shinigami se torno en rechazó. La sonrisa se le borrada del rostro mientras le dedicaba una última mirada. - Patético…- Inquirió la pelioscura para después hacerse a un lado. Para entonces, Clare se alejo y dirigió algunas palabras la primer Espada para luego responder a la cuestión de ella. Una, dos y tres. Tres más se hicieron presentes y tan solo uno le era conocido, el quinto Espada. Después una pelirroja y un niñato presumiendo de su rango con los haoris.

Caminando en el aire se alejo de la multitud, multitud para ella. Los dedos de su diestra se escondieron entre su abundante cabellera, rascándose para después cruzar sus brazos. La situación comenzaba a asquearle y en cierto modo la incomodaba por lo que prefirió no tomar carta y hacer caso a la palabra dada de la suprema. Las ganas de volver a su tétrico hogar le invadieron, pensó en hacerlo más no por el inmenso respeto que le debía a sus pares.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Seikatsu Garraty el Miér Ene 19, 2011 10:33 am

off rol:
Bien, solo ago mi intervencion, luego me integrare a los turnos establecidos, osea despues de Tsuna, ahhh y por referencia, aqui el Kido que estuve usando
Bakudou 26 = Kyokko (Curva de Luz)
Invocación: Desconocida
Descripción: Desvía la luz con la intención de ocultar al invocador de la vista. El hechizo tiene la capacidad de ocultar totalmente la presencia y el reiatsu del usuario o del objeto especificado. y por si mi descripcion quedo corta, aqui una imagen de mi Zanpa

¿que por que lo ago? por que me encanta presumirla *-* (?)ok,no XD


El cálido viento del atardecer golpeaba su rostro mientras ondeaba su bufanda multicolores al viento, era algo paradójico pero parecía ser el primer Shinigami de toda la historia en el Gotei 13 que lograba salirse con la suya la momento de preferencias puesto que el joven Seikatsu Garraty, Taicho del escuadron numero 12 nunca portaba su uniforme Shinigami, esa era una peculiaridad puesto que se le había permitido no tenerlo y portarlo solo en caso de suma seriedad.

El punto era que ahí estaba, vestido con un chaleco de cuero y pantalones cafes de apariencia extraña , la típica bufanda multicolor aplastando su rebelde cabello castaño mientras observaba con sus intensos ojos azul eléctrico toda la situación que parecía tornarse mas una reunión de críos y Arrancar que lo que realmente era, un vestigio incidental, Aun así Seikatsu decidió que ya era momento de intervenir así que se acerco lentamente a su Fuku Taicho puesto que al fin de todo, nadie de los ahí presentes podía verlo hasta que el así lo quiso.

-¿Realmente piensas que ella aun te guarda algo de estima?.

Deciá mientras dejaba de ocultar su presencia anulando su Kido favorito el de la curva de luz, el príncipe shinigami apareció detrás de Zéphir, su muy conflictuado Fuku Taicho y persona de máxima confianza en todo el Gotei 13, así pues el Taicho coloco su mano sobre el hombro derecho de Zéphir, mientras lo apretaba ligeramente.

-Esta mujer no merece si quiera que levantes tu espada contra ella, aun así si quieres hacerlo recuerda que, si tu levantas tu espada contra alguien yo también lo are.

Dijó mientras que con un rápido movimiento saco la extraña zanpakuto de su funda, era por mucho una Zanpakuto muy extraña, puesto que no tenia el típico diseño corriente de una Katana mas bien parecía una especie de cimitarra una espada de filo curvado hacia arriba con un mango de metal y decoraciones era por mas una Zanpakuto tan extraña como su portador.

Ahora ambos representantes del Grupo 12 estaban parados hombro a hombro con las Zanpakutos fuera mientras Clare distaba un poco junto a su grupo de espadas , en es momento fue cuando Seikatsu pudo sentir dos Reiatsus mas, quizá no se había percatado por la emoción del momento o quizá eran solo los efectos de usar mucho tiempo ese Kido, aun así el punto era que el Reiatsu de los Taichos del 10° y 5° escuadron estaban fulgurantes en el lugar.

-Que bueno que viniste Rebe, supongo que estarás ansiosa de estar aquí, así también , es mejor que te retires Taicho del 5° escuadrón, este no es un lugar para críos así que peligras estando aquí, además esto es asunto del grupo 12, el comandante de un grupo de mensajeros no tiene mucho que hacer aquí.

Dijó mientas no cambiaba su posición defensiva ante la ex- taicho y la 4° espada. Lo que había dicho era totalmente cierto pues sabia de la famosa habilidad en combate que tenia la Taicho del 10° escuadron, una amazona de cabellos rojos capaz de encargarse de cualquier situación, si alguien peligraba en ese lugar definitivamente no era ella, por otro lado, un niñato que recién consiguió en rango de Taicho de uno de los escuadrones mas bajos del Gotei 13 en dudosas condiciones no era mas que un estorbo al cual proteger en ese lugar y ese no era un lujo que los Shinigamis presentes podían permitirse.

-Dale su respuesta para que puedas irte en paz , ya lo has hecho sufrir suficiente. ¿No es así Clare?.

Si algo se mantenía integro en el lugar era su tono de voz y su desafiante mirada de guerrero inmaculable y listo para saltar al combate al menor indicio de agresión, no estaba seguro si la chica lo recordaba a él, puesto que fue nombrado Taicho el día en que ella se marchó, aun así había algo más de historia entre la rubia y el Persa, puesto que si bien un Shinigami no recuerda todas las almas que cosechó en la tierra, un Hollow convertido en plus y enviado a la sociedad de almas nunca olvida el rostro que lo libero de tal martirio, del mismo modo que Seikatsu nunca olvidaría ese par de brillantes ojos y ese rubio cabello el día en el que la Zanpakuto de Clare golpeó la frente de Seikatsu mandándolo directo al Runkongai liberándolo de su eterna condición de Hollow.






avatar
Seikatsu Garraty
Taichö del 12º escuadrón

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Zéphir Giovenale el Miér Ene 19, 2011 2:44 pm

Seguía siendo ignorado, seguramente Clare sabía muy bien el por qué de cada cosa que hacía, estaba claro que la personalidad de Zéphir le llevaba a ser sobresaliente sobre los demás y en algunos casos hacía locuras que podía variar en cuanto a resultado, pero esto solo ocurría en determinadas ocasiones, después de todo era inteligente en el momento de enfrentar un combate porque si no fuese así ya hubiese atacado desde un principio.

Llegaron primero dos Shinigamis, si bien los conocía a ambos, ya que hacía contacto con varios de ellos y generalmente hablaba con los mismos, uno de ellos era una pelirroja que era "hermana por sentimiento" se podía decir, mientras que el otro era el Taicho del quinto escuadrón el cual tenía una personalidad la cual no le agradaba demasiado, debido a que tenía cierto temor por casi todo lo que se le presentaba y eso le molestaba en parte siendo a uno de los que más desobedecía en caso de que le ordenase algo. Simplemente hizo un gesto de respeto saludando la llegada de ambos mientras posicionaba nuevamente su vista en la Arrancar.

Observó como la Espada había puesto entre dos de sus dedos de su mano en el filo de la Zanpakuto, siendo que la pasaba sin recibir daño alguno, esto no le causaba temor ni nada por el estilo, si lo quería intimidar, claramente no lo había logrado. Pudo notar ciertos movimientos sospechosos por parte de ella pero al final aparentemente terminó retractándose de lo que iba a hacer, estaba decidido a avanzar entre todos los presentes con el fin de llegar a su anterior Taicho.

Cuando parecía ser que iba a hacer dichas acciones terminó por detenerse al escuchar la voz de Seikatsu, el actual capitán del doceavo escuadrón. Escuchó lo primero que dijo aunque no dio una respuesta ante esto, siendo que simplemente había bajado su cabeza, la respuesta era clara pero de todas manera seguía convenciéndose de lo contrario, en eso otras palabras salieron de la boca de él por lo que a esto último comenzó a contestar.- Gracias, Taicho.- Una posición muy firme, más de lo que ya estaba, claramente todo había cambiado mientras hacía unos movimientos con su muñeca y movía su arma.

-Cuando usted ordene entraré en acción.- Comenzó a hablar de esta manera siendo que no atacaría a menos que aquella persona se lo pidiese o fuese necesario, tal vez si no hacía su aparición en ese momento y de manera rápida hubiese hecho otra locura que le hubiese podido costar caro, al final de todo fue lo necesario para abrirle los ojos y dejar de actuar de manera enceguecida. Comenzó a hablar nuevamente hacia Clare pero esta vez los sentimientos estaban nulificados gracias a Seikatsu.- Señorita Clare Schlenker, queda arrestada por sedición, traición y desacato a la justicia, entréguese ahora o nos obligará atraparla a la fuerza.- Esos era los crímenes por los que se culpaba a la anterior capitana y Zéphir lo había dicho directamente.

El Fukutaicho tenía su Zanpakuto de manera firme, después de todo no sabía como podría tomarse su palabras, estaba preparado para cualquier cosa debido a que conocía muy bien a Seikatsu y los demás siendo que podía actuar de buena forma en equipo en conjunto con ellos, sobretodo con el primero quien ahora era el reemplazante del puesto que anteriormente tenía Clare.






avatar
Zéphir Giovenale
Fuku-taichö del 12º escu.

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Kazan el Miér Ene 19, 2011 4:07 pm

Al parecer la pequeña ciudad japonesa, llamada Karakura, se había convertido en punto de encuentro entre varios individuos, entres arrancars y shinigamis. Esto a Kazan no le olía muy bien, ya que seguramente nada bueno podría ocurrir ahora, cuando una docena de hombres y mujeres cargados de rabia se encuentran y se odian mutuamente, al menos algunos de ellos.

En el ambiente se podía sentir el miedo, el odio, la soledad y la supremacía a kilómetros de distancia, todos los que estaban allí eran seres muy poderosos, un combate en esta situación, y la ciudad de Karakura saldría muy mal parada. Con la simple liberación del 100% de reiatsu de algunos de los presentes ya seria suficiente para destrozar una buena parte de la ciudad.

En fin… La cuestión es que los individuos hablaban entre ellos y interactuaban, Clare-sama, saludaba a Kazan como lo había hecho él en un principio. Las palabras de los demás presentes poco le importaba a Kazan la verdad, sus movimientos aun menos.

El individuo, el que parecía ser el centro de atención, intentaba al parecer hablar con Clare-sama, quizás la conocía de cuando era aun una capitana, pero en fin, lo intento repetidas veces, siendo la cuarta espada, Neus, la que lo detenía.
Acto seguido el individuo nuevamente hizo acto de presencia, esta vez con dos... plantando cara a todos los supuestos enemigos,

Creo que eso no te conviene, escoria… Decía con una arrogancia tremenda, se refería a las palabras de arresto hacia Clare, del shinigami. En el mismo instante, Kazan dio algunos pasos hacia delante, poniéndose frente a todos los arrancars presente y frente a clare también. Quizás le molestase, ya que podría tomarlo por un acto de superioridad, pero simplemente hacia lo que debía.
avatar
Kazan
1º Espada

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 14/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Kondou Isami el Miér Ene 19, 2011 6:47 pm

El día presentaba un clima perfecto, el sol arriba del cielo despejado donde no había ningún rastro de nube. Una cálida brisa hacia bailar las hojas de los arboles, a la vez que servia como una leve caricia contra el calor. Parecía que los tiempos de paz, volvían a retomar sobre Karakura y principalmente sobre la Sociedad de Almas. Donde hubo una época marcada por la oscuridad, la muerte y por supuesto el exilio de unos los principales pilares que establecía el orden y la paz. Pero gracias al esfuerzo de todos eso había quedado en el pasado, Kondou al ser uno de los mas veterano que se pueda encontrar en las filas de los Taichos, presencio aquel momento. No era algo fácil de olvidar, pero comprendía el dolor del escuadrón de dicho Capitán, ya que para él un ser ajeno de aquel establecimiento lo había afectado, no se imaginaba el dolor de todas las personas que estuvieron bajo su mandato.

El tiempo paso rápido para el adulto que esperaba el regreso de cada y uno de los viajeros. Pero aun así no había señal de que tomarían la iniciativa de volver a sus respectivos hogares, estaba preocupado, logro escuchar que grandes poderes aparecieron en dicha ciudad. Y al averiguar mas se percato que uno de los presentes se trataba de alguien conocido, por lo cual la preocupación y el miedo de que los jóvenes Taichos realizaran un acto que solo su instinto lo guiara, era algo que no lo dejaba tranquilo. Suspiro con pesadez a medida que se ingresaba por el portal, junto con su zampakutoh. La cual descansaba en una soga que recorría la zona derecha de su hombro para descansar sobre la zurda de Kondou, recordando la forma en que portaba su arma, unos de los anteriores Capitanes del escuadrón.

Una puerta se abriría justo en el medio del grupo que de a poco comenzó a realizar el proceso respectivo para abrirse. Lo primero que se asomo hacia el exterior fue una mano, pero presentaba una piel algo oscurecida pero también con cicatrices y algunas arrugas producto de su edad. De a poco, la figura engrenecida por la oscuridad del medio de transporte fue acercándose a la luz para alzar su mano izquierda en dirección hacia sus ojos y soltar algunas palabras.-
Yhiaaii~ el sol en Karakura esta mas fuerte que en la Sociedad -Se expresaría en un tono bastante jovial a medida que retiraba todo su cuerpo del portal y este se cerraba detrás suyo, para finalmente desaparecer y mostrar al nuevo integrante de aquel "Grupo Social".-

Portaba el uniforme respectivo para los taichos, junto con su kimono negro y encima de este su haori blanco con el respectivo emblema del 4º escuadrón sobre su espalda. Su mirada, ahora, solo recorrería por algunos segundos el físico y el rostro de todos los presentes memorizándolos y fijándose cuales se trataban de aliados, antiguos conocidos y por supuestos nuevos seres con los cuales entablar conversación.-
Ohioo~ Garraty-Taicho. Kaper-Taicho. Sawada-Taicho. Giovenale- FukuTaicho -Levanto su diestra con su palma abierta para que su arma se meciera sobre su cuello de un lado al otro, a medida que les otorgaba a cada uno, una de sus típicas sonrisas y saludos de despreocupación por la situación. Luego se giro y observo hacia la rubia. Se trataba de una persona que no había visto hacia añares. Lo que en su rostro no pudo ignorar la grata sorpresa que conllevo a verla nuevamente todo este tiempo. Schlenker-Taicho tanto tiempo sin tener noticia de su persona. Me alegra verla luego de tanto años y aun mas me alegra al ver que se encuentra en un excelente estado. -Finalizo para mostrar una sincera sonrisa hacia unas de las pequeñas taichos que había visto crecer en el Sereitei y que luego de aquel día, todo con respecto a su nombre y su accionar lograron cambiar al Sereitei. Pero con una sonrisa sincera y un saludo típico del adulto, esperaba que la atmósfera pesada en el ambiente se viera afectada.- Ohio para ustedes también, Hollows-san. Nadie me había dicho que seria un recuentro de todos los "amigos". Si ese fuese el caso hubiera traído unos de mis famosos sakes, para festejar y entablar una conversación.
avatar
Kondou Isami
Taichö del 4º escuadrón

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 15/01/2011
Localización : 4º Escuadron

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Bartz Ronsenburg el Miér Ene 19, 2011 10:31 pm

A los ojos de Bartz, la situación cada vez comenzaba a verse más confusa. El escenario parecía ser como uno de una batalla de antaño, con los soldados de cada bando mirando a su oponente frente a frente, mientras que un corto trecho los separaba.

El Arrancar vio a la Cuarta Espada cuando comenzó a alejarse del grupo, a la vez que su pesquisa le avisó de tres nuevas figuras apareciendo en la misma zona. Dos de ellas, una mujer pelirroja y un muchacho, vestían kimono negro junto a un haori blanco sobre sus hombros, a diferencia del tercero, el cual vestía de forma "anticuada", por decirlo de alguna manera. Este era el que más preocupaba al Espada, ya que apareció de la nada en el rango de su amplia detección, a diferencia de los otros, los cuales entraron y avanzaron dentro de la misma.

Sin embargo, Bartz continuó caminando a paso ligero y cantando en un susurro, con la mirada fija en el accionar de los presentes más arriba. Los dos individuos sin haori mantenían sus zanpakuto empuñadas con decisión, mientras que Kazan avanzó para hacerles frente al parecer. Unos pasos más fueron los que dio el Quinta Espada antes de que una puerta hiciera aparición en aquella zona que separaba a los distintos bandos. De esta salió otro tipo con haori, el cual parecía relajado, o al menos así lo veía Bartz.

- Schaisse... Esto va de mal en peor. - murmuró Bartz, deteniendo su canto, y tomando la decisión de entrometerse en la zona, aunque no hubiera sido llamado. El último trecho de caminata y el Espada ya se encontraba exactamente debajo de la "zona de conflicto". El reiatsu de este se fue haciendo más ténue hasta prácticamente desaparecer.

Bartz examinó nuevamente el lugar, hasta detectar un espacio vacío entre Clare, Neus y Kazan. Un Sonido le bastó al Espada para llegar a esa zona vacía, en la cual era visible para todos, pero difícilmente detectable en términos de presión espiritual. Este mantuvo su zanpakuto empuñada, cambiando la anilla de la base a su índice izquierdo, haciendo que del mango de su espada corta se liberaran cinco metros de un fino sedal de acero, difícilmente visible, pero necesario en caso de maniobras evasivas.

- Guten tag. Es un placer verla nuevamente, Fräulein Führer Clare. - acotó Bartz volteando a ver a la ama y señora del Hueco Mundo, para luego dirigir la mirada a sus camaradas. - Lo mismo en el caso de ustedes, Frau Neus, Herr Kazan. - finalizó, para luego regresar la mirada a su posición original, y así observar a las cinco figuras frente a frente con un semblante serio que sólo podía ser apreciado si se le miraba el ojo izquierdo, el cual, negro como de costumbre, comenzaba a exhibir una tonalidad roja, oscura e intensa.
avatar
Bartz Ronsenburg
5º Espada

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 15/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Rebe Kaper el Jue Ene 20, 2011 7:20 am

Maldita la hora en la que se dio cuenta, se dijo para sus adentros. ¿Qué demonios tenía que estar haciendo allí el niñato del quinto escuadrón? se pregunto mientras daba un chasquido en su boca sin poder evitar enviar una mirallida rápida hasta la poscición de aquel.

-Estúpido.


Murmuró a lo bajo. Sin embargo poco, demasiado poco fue el tiempo que le duro el enojo a la pelirroja, pues una sonrisilla maliciosa se coloco en la comisura labial de la misma; algo estaba tramando y claro no sería bueno para el resultante, sin embargo lo pensaba de una buena forma "matar a dos pájaros de un tiro." Algo estaba claro y era el hecho de que solo a ella se le ocurría tal trivialidad ¿Le importaba? Poco. Sus endemoniadas travesuras se vieron interrumpidas al escuchar nuevamente la voz de su excompañera a lo que únicamente se inmuto a voltearle los ojos poniendo los mismos en blanco, dejando pasar lo que había dicho.

Durante aquellos insntantes en que permanecía ahi, sin hacer nada más que observar. Una "enemiga" se apartó del círculo amistoso, apartandose de los demás. Alzó una larga y fina ceja mientras se iba la dorada iris detrás de la chica ¿Qué? ¿No le gustaba estar con ellos? fue.. Que antipáticos eran estos, pensó.

Los aliados no dejaban de llegar, cosa que los dejaba finalmente parejos. No sabía si alegrarse o no ante aquello, simplemente continuo escuchando, el capitán de la doceava escuadra dió un comentario que claro ¿Cómo no? halago a la pelirroja, a lo que no pudo evitar soltar una risa sonora entre sus blanquesinos dientes en conjunto de una sonrisa, la cual se quedo congelada en su cara y sin decir más, otro capitán más hizo acto de presencia, llegando claro como de costumbre con sus aires fiesteros. Manteniendo el ambiente más agradable tenía que admitirlo.

-Un poco de sake con helado hubiera estado perfecto ¡Viejo-san!


Alegrada al ver al hombre, la chica no hizo más que acercarse hasta la poscición de él, hasta treparse en su espalda, ciertamente algo raro pues no sería la típica escena padre-hija pequeña, sino algo más grande teniendo en cuenta la complexión física de la pelirroja simplemente no encajaba con la escena. Podría decir que la presencia de este había infundido confianza en la shinigami o.. Algo asi.
avatar
Rebe Kaper
Taichö del 10º escuadrón

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 17/01/2011
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Tsunayoshi Sawada el Jue Ene 20, 2011 1:32 pm

Veía la llegada y los movimientos de los presentes,en ese momento Kondou el posiblemente único mas grande que el en el lugar seguido de varios rechistes de sus aliados se empezó a preocupar aunque fuera mas grande que los demás lo trataban como a un niño y lo subestimaban si saber,al oír las palabras del sempai el cual era el único que no parecía molesto de verlo se alegro un poco la verdad es que aunque sus compañeros no lo tomaran en cuentan no podía irse así como así sin saber que pasaría en esta situacion ahora no podia irse.

-JO,pero si soy mas grande que ustedes y llevo mas tiempo en el rango por que siempre se han de meter conmigo-Dije dirigiéndome hacia los anteriores Taichós entonces vi como una espada empezo a moverse ante nosotros sin embargo Rebe ya estab cercas y los otros dos ya estaban preparados para atacar,sin embargo no sabia que hacer si les ayudaba tal vez se enojarían por meterse y si no lo verian como a un inutil,sin saber su posición en esta batalla decidio permanecer en su lugar y alerta al fin y al cabo aun así luchar con espada conllevaba a al menos liberar su shikai lo cual no le gustaba en lo absoluto.

-Creo que esperae aqui-dije aun asi Clare n daba aires de lucha asi que me parecio que no me necesitarían-Aun asi si creen que no me puedo cuidar yo solo estan muy equivocados-sentandome me resigne a lo siguiente que podrian decir mis sempais.





avatar
Tsunayoshi Sawada
Taichö del 5º escuadrón

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 15/01/2011
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Clare Schlenker el Vie Ene 21, 2011 4:49 am

Era un cielo muy especial. Le traía buenos recuerdos, pues toda memoria sufre erosión, tiende a olvidar lo malo y a recordar sólo las virtudes. Sus días de reposo en aquel jardín, rodeado por paredes de arbustos, plagados de rosales rojos cual carmín. Su refugio. Tenía la cabeza en alto, el cuello bien estirado, la mandíbula remarcada y la mirada bien atenta. Mentalmente repasaba las constelaciones de esa zona y apuntaba con el índice, uniéndolas imaginariamente. Alguna vez las compartió con su abuela. Memorias gratas e ingratas. Había desviado brevemente su atención del resto con el fin de recordar a detalle, de lograr sentir el aroma de los jazmines que se había perpetuado en su mente. El sol culminó en lo alto indicando el mediodía. Su mirada nuevamente se tornaba pasiva, por segunda ocasión le robaban la emoción pero esta vez era un shinigami y no uno cualquiera.

- Capitán Garraty Seikatsu... Siempre tan inoportuno.- Exclamó al término que profirió todas sus clases de moral y autoestima, una verdadera terapia grupal para los aturdidos shinigami. El simple hecho de verlo como capitán del doceavo, le enfermaba, tenía más la facha de recio y atrabancado, perfil que encajaba a la perfección en el escuadrón que le antecedía.

- Oh no... No le he hecho sufrir... No soy alguien de malas intenciones-.Pronunció con cinismo y alegría mezcladas mientras tomaba un leve respiro y haciendo un ademán con la diestra dirigió una rauda pero fulminante mirada a su homólogo. Las respuestas no eran necesarias, no cabía justificación alguna, tampoco la merecían. Su atención pasaba, de nueva cuenta, a centrarse en el teniente que por vez primera en toda la charla hablaba con cordura, aunque fuese una autoimpuesta y secundada por el castaño. Le conocía de manera casi tan precisa que podría asegurar que sus palabras eran sólo por quedar bien, por cumplimiento, en el fondo no lo deseaba.- ¡Qué escena tan conmovedora!, capitán y teniente, juntos por el bien...- Explotó en un mar de carcajadas al escuchar las palabras del último. Ellas tenían significado vacío para Clare que no movería ni un ápice de su cuerpo.

- Este cielo no se teñirá con sangre.-No en esa ocasión.- No querrán arruinar encuentro tan ameno, no después de tener otra visita, ¿verdad capitán Kondou?-. Una nueva sonrisa aparecía en sus labios.- Debo decir lo mismo de usted.- Correspondió a sus palabras con la misma amabilidad pero sin pizca de euforia. Aún recordaba esa chispa tan peculiar de entre los trece capitanes, único en su especie.- Parece que el circo de shinigamis ya se completó.-Lo dijo en tono bajo pero claro y audible.- Ya es hora, Neus.-Su cuerpo se relajó aún más y tomando un respiro avanzó la misma distancia que había retrocedido. Lástima que no me pueda quedar a la charla. - Al término les dedicó una leve sonrisa a los capitanes y un guiño a su "querido" teniente.



avatar
Clare Schlenker
Amo del HM

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Neus el Vie Ene 21, 2011 7:54 pm

El cruce de sus brazos se deshizo y sus manos se deslizaron suavemente hacia abajo, ocultándose entre la tela de los bolsillos. Firme y algo apartada de la reunión. La verdad era que poco y nada le importaban los acontecimientos, después de todo ella tenía un papel mínimo. Los protagonistas del vestigio eran la rubia y el pelirrojo, los demás estaban para completar el circo. Por aquel entonces el ambiente era incomodo y pesado, aunque a la arrancar no parecía afectarle en nada. Sus pupilas se mantenían fijas en la escena, capturando y contemplando hasta el más mínimo detalle y lo hacía por el simple hecho de ocupar su mente en algo. No quería recordar el reciente rodaje de memorias olvidadas que paso por su mente.

Una silueta tomo forma detrás del rojito. Ojos intensos y llamativos, vestido de una forma extraña y al parecer consolando al pobre shinigami ignorado que tenía enfrente. Era shinigami, no había duda alguna, además la zanpakutō le hacía demasiado obvio. Un par de palabras cursis fueron suficientes para cambiarle la expresión al Fuku-taichô, y la arrancar lo noto de inmediato. Los ojos de ella se fijaron en los labios de él, a la vez que repetía con voz muda las mismas palabras que el pelirrojo. “Señorita Clare Schlenker, queda arrestada por sedición, traición y desacato a la justicia, entréguese ahora o nos obligará atraparla a la fuerza.” No es que pudiese adivinar el futuro ni nada por el estilo, era simplemente predecible y patético ante la mirada de ella, y al parecer también lo era ante los ojos de la suprema.

La Cuarta Espada se mantuvo sin expresión pero interiormente no podía evitar sentir pena y sobre todo dudas con respecto al shinigami enamorado. Muy diferente de ella la Primera Espada de quien no faltaron advertencias con un tono bastante arrogante, típico de él. ¡Y el circo seguía llenándose de monos! Esta vez se trataba de un shinigami bastante peculiar, el primero que entraba con aires alegres y sin intenciones de derramar sangre, de agrado para la pelioscura, podría decirse, ella tampoco era partidaria de las batallas. Le sorprendió un poco el saludo por parte del recién llegado y, más que nada por respeto, correspondió al saludo con un simple movimiento de cabeza, sin que sus facciones sufrieran algún cambio. - Guten tag, herr Quinta. – Dijo ya acostumbrada a los saludos del Quinto Espada que, al fin, hizo acto de presencia en la multitud.

Ahora parecían estar completos y parejos, lastima que terminaría ahí. Los ojos azules claros e intensos de la hollow hacían un paso rápido por los rostros de los otros, con la intensión de grabárselos porque ese era el primer encuentro de muchos otros. Su diestra se desnudo y se elevo hasta la altura de sus hombros. Su índice se extendió de una forma suave y delicada hacia un lado y realizo un suave toque al aire. Y como por arte de magia, una grieta de dimensiones y oscuridad indefinibles se abrió, divida en como las fauces hambrientas de un animal salvaje. Una garganta. Llego la hora de volver a casa, aquel tétrico y melancólico mundo de locos.

En un movimiento fugaz, casi invisible y en menos de un parpadeo, Neus sujeto de forma territorial a la Ama del Hueco Mundo para después repetir el mismo movimiento. Ahora la rubia yacía en los brazos de la arrancar, de frente a la garganta y de espalda a todos los demás. Y sin más, ingreso e inmediatamente la oscuridad abrazo a sus cuerpos. La rajadura se cerró con ambas dentro. Ya no había más que hacer.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Zéphir Giovenale el Vie Ene 21, 2011 9:19 pm

Pasaba el tiempo, nada ocurría, solo era un intercambio de palabras y se podía decir que así iba a terminar. Frunció un poco el seño y a su vez había hecho un gesto con su boca al ver que la anterior Capitana del doceavo escuadrón comenzaba reírse, le preocupaba esta reacción pero de alguna forma la esperaba, sabía que actuaría de esa manera, mantenía su Zanpakuto de manera fija hacia al frente pero de todas formas no deseaba usarla, al menos no en ese momento.

No hablaba, solo tenía aquella expresión de hace unos momentos, quería que todo terminase de una vez. Miraba a cada uno de las personas que había llegado, y un poco tardío terminó correspondiendo al saludo del Capitán del cuarto escuadrón. Sus gestos volvieron a la normalidad, estaba tranquilo, ya no se encontraba acelerado como hace unos momentos, necesitaba de aquella persona que le hiciese abrir los ojos.

Uno de los Arrancar había actuado ante las indicaciones dadas por parte de Clare, siendo que abrió una garganta y ambas cruzaron por el lugar, su respiración era un tanto agitada, lo adecuado hubiese sido perseguirla por aquel lugar pero de alguna manera prefería que la misma se fuese y no volviese a aparecer más. Movió la cabeza para un costado cerrando el único ojo que no tenía cubierto por un parche y luego de un tiempo volvió a abrirlos pudiendo notar que ya se había ido.

Guardó la Zanpakuto lentamente, no tenía intenciones de pelear con el resto de los Arrancar que se encontraban en el lugar, a pesar de que eran criaturas que le llamaban la atención en ese momento estaba demasiado distraído.- Vámonos, por favor.- Dijo esto dirigiendo su mirada hacia atrás, lugar donde se encontraba Seikatsu Garraty, esperando que el mismo accediese a su petición y no cabía duda de que al regresar ambos tendrían una charla y seguramente terminaría por reclamarle debido a la forma en que actuaba en ese momento, ya que debía ignorar las cosas ocurridas en el pasado para hacer lo que era correcto.






avatar
Zéphir Giovenale
Fuku-taichö del 12º escu.

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vestigios incidentales.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.