Cuentos de una realidad inalcanzable

Ir abajo

Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Neus el Vie Ene 21, 2011 11:10 pm

Sus pasos la alejaron de la nueva civilización, quería algo de tranquilidad tras el viaje al mundo humano. Estaba bastante cansada tanto física como mentalmente, no había descansado en días ni tampoco alimentado, era un hábito que quería dejar. Detestaba con todo su ser alimentarse de los suyos, la hacía sentirse más monstruo de lo ya que era. Sus pasos eran lentos y elegantes, apenas hacía ruido. Se adentro a aquel bosque de menos sin ningún temor en busca de tranquilidad. Algo irónico, buscar paz en un bosque de pesadillas, pero así era Neus, encontraba lo que buscaba en los lugares mas insólitos.

Sus manos se deslizaban por los troncos de los malos intentos de árboles, secos, sin vida. Sin lugar a dudas ese era el sitio más tétrico y penoso de todo Hueco Mundo. Avanzó sin detenerse, adentrándose cada vez más y más. Quería llegar a aquel lugar “secreto” que solo ella y otro Espada más conocían debido a que solían encontrarse en ese lugar con la única intensión de alejarse al menos por poco tiempo de su triste realidad como hollow avanzados. Era una actividad que hace bastante no realizaban, quizás por el hecho de que ella se distanció del otro Espada por razones que no comprendía y que prefería no comprender.

Al fin llegó. Aquel recóndito espacio seguía exactamente igual, en sí no tenía nada de diferente con el entorno. La arrancar se sentó en el suelo y recostó su espalda contra un tronco. Sus ojos abiertos de par en par, brillando intensamente en aquella oscuridad, se fijaron en un más allá. Quejidos, gruñidos, sombras de hollow se oían y veían desde lejos. Neus parecía una pequeña niña perdida en ese bosque de terror, rodeado de criaturas monstruosas que se movían bajo la sola luz de la luna en una noche eterna.

Ese rodaje de memorias olvidadas que vio en el mundo humano se hacia paso de nuevo en su mente. Aquellas imágenes y sonidos desconocidos se presentaban ante los ojos de su interior, y simplemente no lo entendía. Un suspiro pesado de cansancio surgió de entre sus labios a la vez que sus parpados cayeron hasta cerrarse, no estaba dormida, solo meditaba y trataba de recordar que era todo aquello.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Stéphane Scarborough el Vie Ene 21, 2011 11:26 pm

Se había enterado de la ida de un grupo de Espadas al mundo humano, era algo que él siempre deseaba hacer pero por alguna razón nunca podía dirigirse a susodicho lugar. Por lo general se encontraba aislado de aquel lugar, no lo conocía con sus propios ojos y solo podía vivirlo con su imaginación, esto último lo podía logar gracias a las conversaciones que tenía con una de las Espada del lugar, alguien con quien se llevaba muy bien y sobreprotegía en exceso, eso podía ser un problema pero era algo imposible de quitar para él.

Necesitaba encontrarse nuevamente con la joven, no podía estar sin saber que luego de cada viaje volvía sana y salva, más aún sabiendo que no iba con su compañía. Caminaba por aquel desierto dirigiéndose a la entrada de dicho bosque, estar en un lugar donde solo dos conocían y en donde posiblemente no podría ser molestado en lo absoluto. Su forma de ser era un tanto salvaje pero cuando se encontraba al lado de aquella joven era sumiso en la mayor parte del tiempo.

Estaba ingresando al lugar, no faltaba demasiado para llegar, estaba cubierto por una capucha además de la típica ropa, esto le impedía que se le viera la cara totalmente, pudiendo notar solamente dos ojos brillantes de color azul. Luego de un tiempo caminar, estaba en aquel preciado lugar, donde las criaturas eran variadas y se podía decir que no eran demasiado inteligente en la forma actual que tenían.

Vio a la cuarta espada sentada en el suelo, se le acercaba lentamente haciendo un leve ruido para que se percatar de su presencia y no se "asustase" por así decirlo. Dio unos cuantos pasos terminando por sentarse al lado de ella.- Que gusto verte de nuevo.- se podía notar claramente el tono tranquilo con el que había dicho esto, como agradeciendo el hecho de haber vuelto sana y salva, esperaba que le dirigiese unas palabras y que hablase con aquella voz dulce que era un canto para su oído.
avatar
Stéphane Scarborough
3º Espada

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 21/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Neus el Sáb Ene 22, 2011 12:37 am

Llevo sus manos hasta su rostro, frotándolo. No lograba recordar. Rebuscaba en su mente, entre sus escasos y vagos recuerdos. Pero ¿qué más daba? Después de todo ella no era nadie. Se consideraba a sí misma un ser, imposible ante los ojos de los humanos, y que simplemente existía. Pensó y se conformo con la idea de que esos recuerdos no le pertenecían, quizás era de alguna alma inocente que absorbió en sus tiempos de bestia incontrolable.

Sus ojos se abrieron un poco. Su pesquisa le advirtió que alguien se acercaba, era él. Sus piernas se flexionaron, pegándose a su pecho a la vez que abrazaba sus rodillas. Su barbilla se apoyo sobre una rodilla y su mirada se perdió en el suelo. No quería verlo pero a la vez sí quería. Era algo sumamente extraño. En un momento dado, antes de que él llegará, tomo la decisión de irse pero fue como si su cuerpo no le hubiese respondido. La pelioscura siempre se mostraba fría ante todos pero es solo una máscara más. Pocos conocían a la verdadera Neus, la tímida, sensible, desconfiada. La que buscaba saber quién es, la que pedía a gritos mudos una razón para seguir adelante. Considera esa parte de sí misma con su parte débil, de la que debía deshacerse a toda costa, por ende siempre buscaba estar sola. Quizás esa razón fue por la que tomo distancia del tercer espada.

- ¿Qué haces aquí? – Preguntó con un tono bajo y suave pero audible para el hollow a su lado. Ya en primera estancia intento limitar el retorno del vínculo desgastado que antes los unía. Por alguna razón, siquiera se atrevió a mirarle. Hasta se movió un poco, alejándose de él. Nuevamente, ese paso fugaz de recuerdos en su mente la perturbo y esta vez no vino solo. Una jaqueca fuertísima le apuñalo la cabeza sin piedad. Como acto reflejo, cubrió la parte superior de su rostro con sus manos, ahora su ceño fruncido se escondía detrás de sus delicadas manos de porcelana. Ni ella sabía que diantres le pasaba, solo se quedo inmóvil, por esos escasos momentos en que duro la sucesión de memorias se le olvido hasta respirar. Después del dolor, sintió miedo… Mucho miedo.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Stéphane Scarborough el Sáb Ene 22, 2011 12:54 am

Se encontraba al lado de la joven y de alguna manera sabía que no quería verlo, últimamente se encontraba demasiado distante de Stéphane, era algo que le molestaba, después de todo era con una de las pocas con las que le gustaba conversar y pasar el tiempo. Amaba la manera en que le contaba aquellos cuentos fantásticos no tan fantásticos, como era sentir el calor, el frío y ese tipo de cosas. Nunca pudo apreciar este tipo de cosas, algo tan simple y que anhelaba sentir en algún momento, pero en su interior sabía que era una simple arma para asesinar y actuaba como eso.

Intervino en el movimiento de la Espada, ya que en el momento que la misma comenzaba a alejarse la tomó del brazo levemente mirándola directamente a los ojos.- Por favor, no te alejes, no otra vez.- Con este comentario sin duda se refería a la lejanía que habían tenido ambos. Se hizo un poco para adelante mientras soltaba su brazo, colocó su cabeza por la parte de sus piernas, algo que normalmente estaba acostumbrado y no quería dejar de hacer nunca.

Cerró aquella misterios vista que poseía, disfrutando de un silencio interno mientras se encontraba en esa posición, comenzó a hablar en un tono tranquilo y tal vez como un ser inocente.- No quiero que nos alejemos, deseo escuchar esos cuentos que solías contarme, lo único que me mantiene en este lugar, el anhelo de llegar a algo que puede ser imposible, pero lo deseo tanto que me convenzo que algún día podré disfrutar de esas cosas.- Sus ojos se encontraban todavía cerrados, mientras su cabeza estaba apoyada en sus piernas.

El misterio sin límite que tenía la imaginación, vivía de eso después de todo, no sabía si era diferente sentirlo pero ya llegaría su momento. Con su vista cerrada podía imaginar con lujo de detalles todas y cada una de las palabras que saliesen, esperaba que ella accediese a contarle algo que lo ayudase a despejarse.- Eres lo más cercano a la realidad que tengo.- Cada una de las frases que decía eran totalmente ciertas, después de todo no mucho se llevaba con los demás y la mayoría lo trataba como una máquina de asesinar, cosa que no era lo mismo con la cuarta Espada.
avatar
Stéphane Scarborough
3º Espada

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 21/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Neus el Sáb Ene 22, 2011 1:39 am

El miedo desapareció cuando las miradas de ambos se encontraron. Los ojos de él la hipnotizaban, la saca de sí para darle una realidad diferente, su realidad. Ya no podía hacer nada y menos ante las palabras del Espada. Nuevamente, su intento de huir de él le fue en vano. Él ya estaba acomodado sobre sus piernas, como hace mucho tiempo acostumbrara a hacer; ella le llevo su mano hasta la frente, apoyando la palma con suma suavidad. En esos momentos se cuestionó las razones por las cuales él no usaba sus habilidades para revisar en la mente de ella y así conocer en mundo real a través de eso, en vez de que ella se lo contase. Se reprocho el pensar eso, por ahora, solamente debía limitarse a relatarle de su más reciente viaje al mundo de los vivos.

- Fuimos a Japón, una ciudad llamada Karakura. Pleno mediodía he de suponer ya que el sol estaba en la cima del cielo azul, que contaba con algunas pocas nubes blancas. Lo más feo de todo fue el calor. Los rayos del sol parecían traspasar la tela de mi uniforme y quemarme la piel sin hacerme daño. La verdad no sé como los humanos pueden vivir con eso, al menos yo no lo soportaría. – Hizo una pequeña pausa. Ella lo miraba detenidamente, esperando que le siga el hilo de la historia mientras su mano acariciaba la frente de él. Poco después continúo el relato. - En lugar estaba lleno de pura naturaleza. El verde de los árboles en las praderas iba hasta donde la vista normal alcanzaba, era simplemente hermoso. Todo estaba muy tranquilo en aquellas praderas. Apuesto a que si tú llegarás a ir por esos lares no querrías irte nunca más… Es impresionante como en el mundo en el que una vez vivimos tenga cosas tan hermosas así. Todo estaba bastante bien hasta que apareció un pelirrojo shinigami que reconoció a Clare-sama. Después aparecieron algunos espadas y shinigamis más, parecía que se iba a armar una guerrilla pero por suerte no fue más que un cruce de palabras. Suspiró. El tono de su voz perdió la emoción en la parte final del relato.

Neus cerró sus ojos y aparto la mano del rostro de él. Medito sobre la necesidad del espada de conocer la verdadera realidad y más aún después de oír sus palabras: “Eres lo más cercano a la realidad que tengo.” Ella no podía permitir que él siempre imagine una realidad, que piense que le es inalcanzable, no podía dejar que él se limitase a eso porque… ella no era real. Abrió sus ojos y lo miro dulcemente, ya no estaba a la defensiva y la jaqueca hacía rato que desapareció. - Stéphane… ¿quieres conocer la verdadera realidad? – Preguntó con un tono suave. Su cuerpo tembló levemente, por ese pequeño instante se sintió impotente ante su propia pregunta.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Stéphane Scarborough el Sáb Ene 22, 2011 2:00 am

Su relato era lo que le gustaba tanto a Stéphane, su piel se erizaba al escuchar la dulce voz de la Espada ingresar por sus oídos, y de esta manera imaginar todo tal y como ella lo contaba. Cambió su posición para terminar acostado sobre las piernas de la joven pero esta vez mirando hacia arriba, la belleza de los árboles, el calor del sol, todo ese tipo de cosas se le pasaba en la mente, sabía en su interior que observarlo y vivirlo en carne propia no era lo mismo pero de todas formas era lo que tenía en ese momento y no se disgustaba, de hecho le agradaba.

Sentía como la suave y delicada mano de la joven pasaba por su frente, de una manera lenta y relajante, se sentía como un niño protegido tras los brazos de aquel ser fuerte que daba todo con el fin de mantenerlo a salvo, se encontraba a salvo en sus brazos dejándose llevar sin dudarlo. Sueños, de eso se alimentaba, resistía y vivía, no se quejaba de esto, después de todo tenía afirmado que si lo deseaba con muchos anhelos algún día se le podría cumplir.

Sus ojos se abrieron lentamente, mostrando el misterio en ellos, una energía azul que se mantenía en constante movimiento, nunca pudo verlos por sí mismo, siempre se lo decían pero era algo que no podía apreciar. Ambos conectaron mediante la vista en ese momento, la belleza y dulzura que expresaban sus ojos era algo que no podía evitar de ver. Escuchó aquellas palabras que tanto necesitaba, "¿quieres conocer la realidad?", necesitaba que alguien le dijese eso.

Seguía manteniendo el contacto visual conectando con ella en lo que comenzó a hablar en un tono bajo y tranquilo.- No deseo más que eso.- Esperaba ver que era lo que le proponía, en su cabeza giraban millones de preguntas, cosas que no podía dejar de pensar, deseaba contestarlas a todas pero hacerlo era imposible. Sabía claramente que algún día conocería el mundo humano, pero no como el quisiese, lo haría como un arma y no un visitante, destruyendo la belleza natural y no disfrutándola.
avatar
Stéphane Scarborough
3º Espada

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 21/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Neus el Sáb Ene 22, 2011 7:29 pm

Sueños, deseos, anhelos. ¿Cómo un arrancar podía poseer todo eso? ¿Es qué se podía recuperar un poco de la humanidad que alguna vez se tuvo, incluso después de tanto tiempo? Preguntas retóricas. El tercer espada fue bendecido con esa pequeña parte de la humanidad pero a la vez maldecido, porque todo aquello que quería le era inalcanzable. Solo podía imaginar gracias a vagas descripciones y solo eso. Pero… ¿en verdad tenía que ser así?

Abrió los ojos y la joven no pudo evitar fijar su atención en ellos. Se concentraba en las pupilas azules de él, siguiendo detenidamente las estelas en movimiento. Mágico y misterioso, tal y como él, el espejo de su alma. “Teniendo los ojos abiertos de esa manera, ¿qué tipo de sueño sueñas?” Preguntó la pelioscura, sin emitir palabra. Solo era otra de sus preguntas retóricas y silenciosas. Desvió la mirada tras recibir respuesta, cortándose así la comunicación más emotiva entre los espadas. Siempre fue así, parecían hablar más con miradas que con palabras. Él siempre captó toda su atención; la joven sentía una ferviente pasión por descubrir y entender todo sobre él, desde sus ojos únicos hasta el más oscuro y oculto deseo.

Llevó sus manos hasta la cabeza del joven y la levanto con mucho cuidado. Acto seguido se puso de pie y se alejó unos metros. Miraba hacía el frente, aunque no había, solo oscuridad. Y gritos. Gritos secos y horribles que se alzaban al aire de aquellas criaturas monstruosas y hambrientas que habitaban el bosque. La arrancar se sumió una vez más en sus pensamientos, visualizaba los pocos lugares que conocía del mundo real. Busco y rebusco intentando encontrar el adecuado para su homologo, pero pronto se detuvo. Pensó que lo mejor sería que él eligiera el destino. Se volteó suavemente y lanzó una mirada curiosa. – ¿Dónde desea ir? – Dijo en un tono suave y con respeto, tratando al joven de usted.

Se mantuvo de pie, esperando respuesta. Como de costumbre tenía las manos ocultas en los bolsillos de su traje arrancar. No lo miraba, por alguna razón ya no quería hacerlo, simplemente se limito a mirar el suelo seria, con la cabeza baja y la expresión se oscura.



"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Stéphane Scarborough el Dom Ene 23, 2011 5:14 pm

Los ojos de ambos se conectaron por un momento, parecían saber comunicarse de esa manera, de alguna forma Stéphane sabía lo que ella estaba pensando pero de todas formas prefería estar callado, manteniendo esa conexión. Luego de un tiempo fue tomado por la parte de su cabeza y lo pusieron en el suelo, sin embargo el se mantenía en esa posición observando hacia arriba de todos modos, mientras que al cabo de un tiempo se sentó mirando hacia donde estaba la joven.

La miraba como caminaba lentamente alejándose de donde se encontraba él. La vio darse la vuelta de manera delicada, como todo los movimientos que ella hacía eran, unas dulces y agradables palabras salieron de su boca con aquella voz que parecía ser de un ángel, por alguna razón le gustaba la forma en que ella hablaba. Se refirió a él tratándolo de usted en lo que él cerró un rato los ojos y se levantaba lentamente del lugar en donde se encontraba sentado.

Comenzó a caminar en dirección a donde Neus se encontraba y al llegar a donde se encontraba se paró a unos centímetros de ella. Pasó su mano izquierda por su mejilla mientras estaba avanzaba terminando por alejar su pelo de la oreja y a la vez que hacía ese movimiento acercaba su cara para hablarle así a sus oídos, como si estuviese contando un secreto.- Donde "usted" me quiera llevar.- Remarcó notablemente una de esas palabras, tal vez por lo que ella había dicho anteriormente.

Dio unos cuantos pasos hacia atrás mientras lentamente sacaba su mano del rostro de la joven con una sonrisa fácil de observar a pesar de la capucha que le cubría parte de su cara. No le agradaba algunas cosas que la joven hacía, cambiando su forma de actuar de un momento a otro, como si quisiese alejarlo de alguna forma cuando él realmente prefería tenerla cerca, ella parecía querer lo contrario y eso le molestaba aunque de todas formas nunca se enojaba con la joven por esto, de hecho la seguía buscando, algo difícil de entender.
avatar
Stéphane Scarborough
3º Espada

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 21/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Neus el Dom Ene 23, 2011 7:09 pm

Siguió los movimientos de sus pies con la mirada, se estaba acercando. A pesar de la distancia mínima que los separaba, la joven no fue capaz de mirarle. Se mantuvo inmóvil hasta que él deslizo su siniestra por la mejilla. Sintió el cuerpo débil por esos pequeños instantes. Su cálida mano la hizo encogerse de hombros mientras sus parpados terminaban de cerrarse, recordando a Clare. Aquella mujer a la que la arrancar debía un devoción inmensa, sin saber por qué, solo debía hacerlo y ya.

Quiso empujarlo para que se alejase pero antes de poder concebir esa idea, él tomo distancia. La arrancar abrió los ojos, sosteniéndolos sobre el suelo sin mirarlo, estaba decidida a no hacerlo. En algún periodo no exacto de su existencia opto por deshacer cualquier vínculo que la uniera a él a pesar de no tener una razón con peso para justificar algo semejante. Quizás se debía a los efectos que el pelinegro tenía sobre ella, y también la constante insistencia por parte de él sobre el pasado de la joven. De cualquier forma pensó en mostrarle al Espada el mundo real, como una especie de último esfuerzo por él.

Giro, dándole la espalda una vez más al ojiazul. Levanto su diestra tras sacarla del bolsillo y extendió su dedo índice, dando un suave toque al aire. Una garganta de tamaño medio se abrió en medio de aquel tétrico bosque, apenas se la veía ya que se camuflaba fácilmente con la oscuridad del entorno. La pelioscura ladeo su cabeza hacia atrás, visualizando apenas la silueta del arrancar tras ella. – Vamos... – Murmuró en voz baja y un tanto desanimada para después ingresar a la grieta, oscureciéndose en su interior.


"Éste soy yo. Uno de los perdidos. Aquel sin un nombre, sin un corazón honesto"



avatar
Neus
4º Espada

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 02/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Stéphane Scarborough el Dom Ene 23, 2011 7:33 pm

Suspiró, fue lo único que hizo al escuchar las palabras de la joven a la vez que esta avanzaba, se podía notar a simple vista que ella no quería socializar con él, al menos no como antes lo hacía. Por alguna extraña razón prefería mostrarse así con todos y pensaba que era el único que provocaba un cambio en ella pero al parecer no le gustaba mostrar esa parte de ella. No sabía demasiado bien que hacer pero al menos algo bueno estaba por suceder.

Uno de sus sueños, o al menos parte del mismo, se cumpliría aunque lo cierto era que no sería completamente, ya que lo que quería era algo más que observar y admirar la naturaleza y otro tipo de bellezas pero se conformaba con eso por el momento, por primera vez podría presenciar dichas cosas por sí mismo y no todo parte de una imaginación contada por la cuarta espada como siempre era.

Millones de lugares se tenía para observar y comenzaría con uno en ese momento, lugar elegido por la joven y él le seguía sin oposición alguna, después de todo era lo que quería. Comenzó a caminar lentamente adentrándose a aquella garganta, utilizada para viajar de un lado a otro, si bien el podía utilizarla pero no lo hacía por cuestiones diversas, tales como que se le impedía hacer presencia en aquel mundo para evitar que conociesen de su existencia, tal vez para protegerlo o a saber por qué.

Solo había una razón por la que constantemente buscaba sueños, deseos y ese tipo de cosas, ya que al cumplir uno lo reemplazaba por otro, hasta que llegó uno que era imposible, vivir. Tal vez lo había hecho en un pasado, pero no lo recordaba, ¿de qué servía entonces?, de nada, eso era lo que pensaba y seguramente no lo entendería nunca. Unos recuerdos imposible de recuperar a diferencia de los de la cuarta Espada, los cuales se encontraban momentáneamente ocultos, pero para él estaban eliminados y nunca los recuperaría, su pasado era el presente mismo.
avatar
Stéphane Scarborough
3º Espada

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 21/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuentos de una realidad inalcanzable

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.